Buscar pasaje o palabra en la Biblia.

Buscar una palabra o pasaje en la Biblia

BibleGateway.com Inclúyanos en su web

domingo, 28 de abril de 2013

Testimonio de Igna de Suarez y Susan Combs

Para tener en cuenta y anotar en vuestras agendas
CONFERENCIA NACIONAL DE AGLOW 2014 — 7-8-9 DE FEBRERO DE 2014
Estaremos nuevamente en el HOTEL AUDITORIUM de Madrid
 

Testimonio de Igna de Suarez y Susan Combs

Hola a todos, ¡Anoche vimos cómo la gloria del Señor se manifestó de manera impresionante!
En la iglesia Casa del Padre habíamos tenido una reunión en la que habían sido ordenados 5 pastores, cuando acabó la reunión para celebrarlo fuimos a cenar a casa de Igna. Una vez acabada la cena algunos regresaron a sus casas, y 14 personas permanecíamos todavía allí. De repente 4 hombres armados con pasamontañas entraron en la vivienda, tiraron al guardia de seguridad al suelo y a los que estábamos reunidos nos apuntaron con sus armas. Dos de los atracadores fueron arriba, donde estaban Hernando, Ceci y 2 sobrinos nietos de Igna, Juan José y María Belén, de 7 y 5 años respectivamente. Los demás atracadores se quedaron abajo vigilándonos, mientras nos pedían los teléfonos móviles. Luego nos ordenaron levantar nuestras manos. ¡No es una cosa muy sabia pedir a 10 pentecostales que levanten las manos! En esta posición perfecta para orar, todos comenzamos a invocar el nombre del Señor. Al principio suavemente, pero luego todos comenzamos a orar en lenguas, ¡Cuanto más nos decían que nos callásemos más fuerte oramos! ¡La presencia del Señor era palpable! Fue impresionante cómo Dios nos fortaleció a todos!
Arriba Hernando y Ceci también estaban orando, y para entonces 3 de los ladrones estaban arriba, y uno se quedó abajo ¡El Señor envió a una gran confusión a todos ellos! Empezaron a agarrarse frenéticamente la cabeza, uno decía:
– “¿Quiénes son estas personas?”,
Otro:
– “Es imposible estar aquí” (Aqui no se Puede, literalmente)
El que estaba en la planta baja, dijo:
– “¡Me estoy ahogando! Me tengo que quitar la máscara, y si alguno de ustedes me mira le pego un tiro”.
El ladrón que estaba en la planta baja se encontraba sin saber que hacer, había bajado su arma y simplemente nos observaba. Los que podían verlo dijeron que vieron como Dios le tocó. (Yo no le pude ver, porque estaba de pie detrás de mí.)
De repente escuchamos los otros bajando por las escaleras, y cuando levanté la vista vi al último de ladrones salir por la puerta. ¡Cuando el último salió cerramos la puerta!
Jonathan y Steffi los nietos de Igna, habían salido para llevar a Nona a casa, cuando llegaron vieron a los cuatro hombres entrar en el coche que les esperaba con otros dos ladrones en el interior. CayCay les gritó desde una ventana del piso superior: “Iros, iros, nos han robado!” (Todos teníamos miedo que los ladrones les agarraran a ellos). Johnny se dirigió directamente a la casa del general, que está a 2 cuadras de la nuestra. ¡La policía llegó de inmediato!. Fue una gran oportunidad para dar testimonio a la policía!
Hasta altas horas de la noche acciones de gracias se levantaron desde esta casa a Jehová de los ejércitos, que sin duda había llenado la casa con sus ángeles.
Con mucho amor para todos, ¡Qué poderoso es el Dios a quien servimos!
PD. Al final, lo único que se llevaron fueron los teléfonos móviles de Hernando y CayCay. Desde luego a nadie le preocupaba que es lo que nos habían robado; todos estábamos bien, y esos hombres seguramente sintieron la presencia del Señor y la de su ejército.
Igna de Suarez y Susan Combs

AGLOW ESPAÑA